Electrocardiograma

Elena Bartolomé

¿Qué es un electrocardiograma o ECG?

Es una prueba que proporciona información básica y fundamental acerca del corazón. Es sencilla, rápida, segura e indolora y se representa en un papel milimétrico.

¿Para qué se realiza un electrocardiograma?

Es una técnica imprescindible para el diagnostico de la gran mayoría de patologías cardiacas. Fundamentalmente se utiliza para detectar alteraciones del ritmo cardíaco como: arritmias y para el diagnóstico de aporte insuficiente de sangre al corazón, infarto de miocardio y angina de pecho. Otras situaciones pueden ser: diagnóstico de bloqueos cardíacos, parcial o completos, en la realización de un cateterismo o la colocación de un marcapasos.

¿Cómo se realiza un electrocardiograma? 

El paciente acude a consulta donde inicialmente el cardiólogo ha reunido una serie de datos médicos previos a la realización de la prueba, necesarios y muy útiles para entender el posible resultado del electrocardiograma.

La enfermera le indicará al paciente qué debe desvestirse de cintura hacia arriba y tumbarse en la camilla. A continuación, se colocarán unos electrodos fijados al cuerpo en brazos- piernas y tórax que, conectados al electrocardiógrafo, nos muestra impreso y en forma de ondas la información acerca del ritmo del corazón.

¿Cuándo se puede realizar un electrocardiograma?

Un ECG, además de ser fundamental, se utiliza en muchas situaciones como prueba complementaria para cualquier estudio de salud cardiológico.

  • Ø  Es apto para cualquier persona independientemente de la edad.
  • Ø  Se le realizará a todo paciente que acuda a consulta con posibles síntomas que el especialista detecte relacionados con el corazón como, por ejemplo: palpitaciones, sensación de asfixia o dolor en el pecho.
  • Ø  Pacientes que vayan a ser intervenidos con anestesia local o general para visualizar la situación actual del corazón previo a la cirugía.

Indicaciones para la realización de un electrocardiograma

  • Es importante que durante la realización de la prueba el paciente no se mueva y respire de forma normal y tranquilo.
  • No se debe utilizar cremas previo al ECG ya que los electrodos se resbalan y no obtenemos un registro de calidad.
  • En algunas ocasiones será preciso rasurar el pelo del paciente para no interferir en la señal.

El conjunto de todas estas indicaciones nos da una información muy valiosa para el completo diagnóstico del estudio.

En Clínica Cardiosalus ponemos al alcance de nuestros clientes este dispositivo y la posibilidad de concertar una cita con Cardiología, donde podrán disponer de un estudio integral acerca de la salud de su corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.