Hipertensión

Elena Bartolomé

¿Qué es la HIPERTENSIÓN?

La hipertensión es uno de los factores de riesgo cardiovasculares más frecuentes en la actualidad y se define como la elevación de los niveles de presión arterial continua o sostenida. Se puede describir como la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias al ser bombeada por el corazón para que llegue a todos los órganos del cuerpo humano.

Decimos que la presión arterial es más alta cuando el corazón se contrae bombeando la sangre, a lo que denominamos: PRESION SISTÓLICA. Y, por el contrario, cuando el corazón se relaja o está en reposo, la presión arterial baja y la denominamos: PRESION DIASTÓICA.

Principales valores de tensión

  • TENSIÓN NORMAL: < 130/85 mmHg (objetivo principal si eres diabético o padeces de insuficiencia renal).
  • TENSIÓN ALTA/HIPERTENSION: > o = 140/90 mmHg.
  • TENSIÓN BAJA/HIPOTENSION: < O = 90/60 mmHg.

Complicaciones de la Hipertensión

Una de las complicaciones puede ser que esta presión arterial sea elevada y afecte sobre todo al corazón, riñones y arterias. Cuando la presión se mantiene elevada por mucho tiempo, aumenta las probabilidades de padecer complicaciones como: infartos de miocardio, arritmias, insuficiencia cardíaca o fibrilación auricular, (FA), entre otras muchas afecciones.

Aunque en la mayoría de los casos la hipertensión no provoca síntomas o puede pasar inadvertida, la única manera de saber si se es, o no, hipertenso es controlar la tensión arterial y valorar si puede padecer en un futuro cualquiera de estas complicaciones. Además, evitar factores como la obesidad, el tabaquismo o el sedentarismo pueden contribuir en gran parte a reducir el riesgo de padecerla.

Tipos de Hipertensión ¿Cuál es la tuya?

La Hipertensión Arterial Primaria o Esencial, es la más frecuente, su origen es desconocido, aunque hay factores implicados en su desarrollo, normalmente responde bien al tratamiento farmacológico y ante la modificación en los estilos de vida.

La Hipertensión Arterial Secundaria, se origina por una enfermedad, una sustancia o en algunos casos, durante el embarazo o por un trastorno endocrino. Normalmente cesa cuando desaparece aquello que la está causando.

¿Cómo realizar la medición arterial?

Para realizar una correcta toma de tensión arterial podremos hacerlo con dos métodos: bien lo realiza la enfermera en la consulta utilizando un fonendoscopio y un manguito de presión conectado a un manómetro, que es el aparato que mide la presión, (siendo este el método más fiable), o bien puede realizarse en casa a partir de un tensiómetro, dispositivo de muñeca o brazo que nos facilitará estas cifras.

Si lo realizamos el procedimiento en casa, las pautas principales son las siguientes:

  • Debe estar sentado y relajado para iniciar la medición, intentando que el brazo utilizado este apoyado sobre una superficie estable y a la altura del corazón.
  • La presión arterial varía a lo largo del día, por lo que debemos hacerlo siempre aproximadamente a la misma hora, preferiblemente por la mañana.
  • Realizaremos dos o tres tomas espaciadas por 2 minutos cada una de ellas y anotaremos siempre la última.
  • Llevaremos a consulta las tomas anotadas para poder estudiarlas con un Cardiólogo, médico especialista.

El procedimiento adecuado es el siguiente: Ajustamos el manguito al brazo de tal forma que este comenzara a inflarse alcanzando así la presión máxima y mínima. La primera cifra que observamos en la pantalla hace referencia a la presión sistólica (máxima) y la segunda cifra nos indica la presión diastólica (mínima), además anotaremos los valores que nos proporcione el dispositivo de forma adicional como por ejemplo la Frecuencia cardiaca (FA).

Recomendaciones para mantener una correcta salud de la tensión arterial abordaje multidisciplinar

  • Dejar de fumar
  • Limitar el consumo de alcohol y de sustancias estimulantes
  • Perder peso
  • Mantener una dieta equilibrada rica en frutas y verduras
  • Limitar la ingesta de sal
  • Aumentar la actividad física
  • Evitar el estrés
  • Controlar regularmente las cifras de TA
  • Seguir las pautas del personal médico y consultar siempre cualquier duda acerca del tratamiento.

Recuerde que cuidar de su salud, o lo que es lo mismo, tener un estilo de vida saludable, es la única forma de conseguir, disfrutar y mantener una auténtica calidad de vida.

En Clínica Cardiosalus ponemos al alcance de nuestros clientes la posibilidad de concertar una cita con Cardiología, donde podrán disponer de un estudio integral acerca de la salud de su corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.